Te acompaño a conseguir tus objetivos de salud y bienestar sin recurrir a dietas restrictivas ni fuerza de voluntad.
¿Te cuento un cuento?

Érase una vez una niña que nació sana, feliz, que se expresaba de manera libre, sin importarle lo que los demás pensaran de ella. Podía mostrar sus emociones, deseos, ser ella misma. 

A medida que fue haciéndose mayor, sentía que algo había cambiado. Su espontaneidad, que antes era bien recibida, ahora se coartaba, se corregía, se juzgaba. Puede que, por parte de sus padres, amigos, o algún profesor del colegio.

Ese amor incondicional, ahora se veía condicionado por lo que hacía. Así que decidió guardar muy adentro sus necesidades, miedos y deseos, y actuar según los estándares impuestos por la sociedad. Con ello, pensó que conseguiría el amor, aprobación y reconocimiento que sintió había perdido y tanto anhelaba. 

Y tras esa máscara, y ese esfuerzo desmesurado por encajar, por hacer, por parecer, se perdió a sí misma.

Esta niña soy yo, y quizá tú, y otras tantas mujeres, que buscan consuelo a través de la comida, de las relaciones, las drogas, el alcohol y cualquier otra muleta que van encontrando por el camino, capaz de sostenerlas, para no caer al vacío.

No saber manejar mi malestar emocional me llevaba a la ingesta compulsiva de cualquier alimento, totalmente fuera de control, lo cual me generaba un tremendo sentimiento de culpabilidad, a lo que le que seguía una dieta muy severa para compensar el atracón (y castigarme, de manera inconsciente, claro). Probé cientos de dietas restrictivas, que no hacían más que ayudar a mantenerme inmersa en esta rueda destructiva de la que me sentía incapaz de salir. 

Hasta que toqué fondo. Mi cuerpo dijo basta a través de la enfermedad. Tras muchos años de maltrato hacia mí misma y harta de sufrir, decidí afrontar la situación. 

Necesitaba volver a sentirme libre, dejar de ser una esclava de la comida, de la báscula, disfrutar comiendo sin sentirme culpable, sanar mi cuerpo, recuperar mi energía y vitalidad.

Y sin esperar el cambio de paradigma que ello me depararía, me inicié en el mundo de la macrobiótica, toda una filosofía de vida, en la que existe una estrecha relación entre nuestra mente y nuestra alimentación. Aprendí a ver el alimento como medicina.  Integré en mi vida nuevos hábitos, y en tan sólo dos semanas pude ver los resultados: Conseguí estar en mi peso saludable de manera estable, aumenté notablemente mi energía vital y sobre todo, alcancé la serenidad y mi libertad.

Haber conseguido este resultado de manera tan rápida y profunda, me sirvió de motivación para seguir formándome en el campo de la salud integrativa, en coaching transpersonal, nutrición, cocina vegetariana, grado en naturopatía, health trainer PNIE (Psiconeuroinmunoendocrinologia), postgrado en microbiota, y psicoterapeuta de la corriente Gestalt.

Actualmente me dedico a acompañar a mujeres que se encuentran en un proceso similar al que yo viví, a que recuperen su salud física, mental y emocional, su amor hacia ellas mismas, su libertad y su serenidad.

A cambio, decidí abandonar definitivamente mi antigua profesión en el sector bancario, como directora de oficina, a la que dediqué más de 15 años de mi vida.  Me siento realmente afortunada de haber encontrado mi verdadera vocación, la que esa niña escondía tras su máscara.  Jamás pensé que esos días duros de confinamiento que nos tocó vivir por la pandemia traerían consigo mi transformación y lo que hoy es mi profesión y mi pasión.

Copyright – metodopsiconeuronutricion.com – 2023

Aviso Legal